domingo, 1 de marzo de 2009

Noticias frescas (2 de 2)

...El despido fue rápido, me lo dijeron tres días antes de terminar de trabajar (si, ya se que deberían haber sido mínimo quince). Así pues el viernes 30 de enero trabajé por último día en mi ex-empresa y comenzó lo que creía que sería la vida contemplativa, pero ¡qué equivocado estaba!. Tras pasar un fin de semana de fiesta sin parar y con el cuerpo todavía sintiendo los rigores de la noche, el lunes empecé a trabajar con Manolito en nuestra idea empresarial. Seguimos dándole vueltas y teniendo reuniones esa y la siguiente semana hasta que decidimos cómo podía ser todo...y todavía estamos en ello. La verdad que ya hemos avanzado bastante y en breve estaremos operativos, pero la infinidad de papeleos para cualquier cosa son incontables.

Desde que se supone que estoy "parado" no he tenido ni un día de vacaciones tal y como pensaba, pero no las he necesitado ya que todo lo que he estado haciendo ha sido gratificante y entretenido. Tenía pendientes varias cosillas que no había hecho por falta de tiempo y también trabajito con Manoloss para ir avanzando en nuestro objetivo como jóvenes emprendedores.

Bueno en medio de todo esto quedó mi cumpleaños, que ha sido la mayor celebración de los últimos años. Para empezar el fin de semana cañas con los sicuberos, luego llego a casa y a jugar unos PES. En medio de las partiditas, regadas por una botella de risol, aparecen Carlos y Pedro, mis amigos de Madrid que venían de sorpresa a celebrar también mi cumple. Nos fuimos a cenar al asiático y salimos esa noche, para variar, nos quedamos hasta las tantas. Al día siguiente visita turística por Cáceres y por la noche cenita para celebrar el cumpleaños. Lo celebré con Anita, y nos reunimos casi 30 en La Marina. Tuve unos cuantos regalitos y todo salió a pedir de boca con cena, tarta y calambucos hasta altas horas de la madrugada. Siempre que nos reunimos todos ¡nos lo pasamos de p... madre!. Al día siguiente para pasar la resaca, nos levantamos a la hora de comer ya y nos vamos al Javier Martín. Os recomiendo encarecidamente probar el menú degustación de este restaurante de cocina mediterránea de autor que nos sorprende con cada plato. ¡Todo buenísimo!. Ya por la tarde a descansar y aquí se acabó un gran fin de semana.

Creo que todos los que estuvimos lo pasamos en grande, y ya hemos quedado para la siguiente megajuerga: Feria del queso de Valdefuentes. Cex y su señora también se unen y ya forman parte de la pandilla chicurciera, aunque para ellos seremos el "cortijino" como bien dice cesastre.

Bueno, ya es bastante por hoy, otro día más. Una fotito para recordar el evento.

1 comentario:

http://nereacomentandoelmundo.blogspot.com/ dijo...

Chatín, que David y yo nos unimos también con tu permiso. Jeje, el Sábado a Valdefuentes y a lo que haga falta pues te debo un cena a ti y a Clau,¡¡viva!!