viernes, 14 de noviembre de 2008

Época de lucios

Entrado el otoño y con frio llega la época de las escapadas en busca de lucios. Se pueden pescar todo el año, pero en este tiempo parece que sabemos localizarlos mejor. El fin de semana pasado nos levantamos bien temprano y Carda y yo estábamos en marcha hacia Cordobilla de Lácara a las 6.30 de la mañana. Era de noche cuando pasé a por mi compañero, y aún seguía siendo de noche cuando llegamos al bar del pueblo a desayunar y a comprar los permisos.

Para pasar el día con el estómago lleno nos comimos unas buenas tostadas y un café, ¡que nunca falte la buena cachuela pacense!. Tras coger los permisos nos fuimos a darle uso a nuestros pikies. El paisaje de Horno Tejero es inigualable, pescar en este entorno te hace sentirte afortunado, y más en un día así. El agua estaba calma, no había apenas viento y empezaban a aparecer los primeros rayos de sol por el horizonte.

Los lucios apenas se dejaron ver en toda la mañana, pero no importa, dentro del agua te sientes en otro mundo, en una jornada de pesca no sólo cuenta el número de capturas sino la experiencia global que te llevas.

7 comentarios:

samu dijo...

geniallll!!!! aunque vaya madrugón!!!!

Anónimo dijo...

Esto es vida, macho, que envidia. Con ese lucio tendrías para todo un mes.
Vaya pieza, preciosa
!Enhorabuena!

Fernando dijo...

Pues la verdad que fue una captura bonita, pero para un mes no!! espero que este fin de semana saque otro buen luciete como este jejeje.

Raúl Mena dijo...

Joder, pero si parece Moby Dick!!!

Anónimo dijo...

Flipaooooooooooooo de la pescaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa(el deporte mas aburrido que existe,y encima corres el riesgo de caerte de la barca,jejejeje)

Fernando dijo...

Antuenti, sólo tu te caes de las barcas. La próxima vez que vayas no intentes volcarla :-D

Anónimo dijo...

Con dos cojones!!!